No quiero saber de tí, ya es tarde para mentir, hoy nuestro amor fracasó, yo no pretendí, que llegue a su fin. Sabes bien que yo en verdad te amé, pero nunca vi caer la flor que se marchitó, el sueño que un día soñamos los dos. Esta noche soñé con tu amor, y no pude evitar sonreír, el recuerdo guardado quedó, tan fuerte en mi ser y en mi corazón. Y aunque el tiempo lo pueda sanar, estoy agonizando por tí, ya no quedan palabras de más, no queda valor para que te siga amando. Sé que moriré por tu amor, antes que entiendas que

Fuiste, lo más dulce, lo más triste.

.

1 comentario: