E: Cuantas noches te esperé pendiente de la puerta, y no llegaste jamás. Cuanto viento me tragué sentada en esta mesa, por no gritar, por no morir, enferma de pena, de rabia. Si alguna vez te dije que una más y yo me marcharía, no te mentía. Si alguna vez te amenace y juré que lo lamentarías. No te mentía.
R: Ya lo veo, ya te creo. Amor, lo siento, y amarga para mi fue tu decisión, yo reconozco que yo fallé y bajo al fondo, al fondo del mar, buscando tu perdón. Sé que fallé, te hice llorar sin entender y Usted sin culpable ser, dime como puedo recuperar. Si alguna vez dijiste que una más y tu te marcharías. No te creía, no me mentía. No quiero a otra yo la quiero a Usted, vuelve a mi otra vez, si para Usted nadie puede cubrir su espacio, vuelve otra vez. ¿Quién iba a decir que yo volvería? A hablar te claro, me atrevo. Espero que no sea tarde. Que me salve Dios y te pido vuelve conmigo.
Si alguna vez te dije que una más y yo me marcharía, no te mentía. Si alguna vez te amenace y juré que lo lamentarías. No te mentía. Ya lo veo, ya te creo.
( TODO VUELVE )
.
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario