Mi almohada es testigo de todas las lagrimas qe derrame por vos, mi habitacion, del dolor qe senti el día qe te alejaste de mi, mis pares al ver qe yo ya no era la misma, mi vida, ya no es la misma... Mis días son completamente diferentes, grises, sin color alguno. Con cada paso que hago al caminar mi corazon se rompe cada vez mas, te extraño más qe a nada el el mundo y daria cualqier cosa por qe estes conmigo, o por lo menos te des cuenta qe esta nena, caprichosa de mama, te amo más qe nadie, y qe daba todo por vos. Eras vos, solamente vos en quien yo pensaba todo el día, y no veia la hora de verte, vivia por vos. Pero al parecer a vos nunca te importó, asi qe lo unico qe espero es qe algun dia aprendas a valorar y a ver todo lo qe deje por este puto amor no correspondido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario