Bartender, dame un trago. Que quiero bailar y hacer estrago, sufro una desilusión, hoy tomo una decisión, borrarte de mi corazón. Los hombres son malos, algunos son malos, uno bien hace las cosas y uno viene y las paga. Mejor que vuelva, yo no lo espero, prefiero seguir vacilando soltera. Bartender, dame otra copa de Cru, DJ, dale apague la luz. Que hoy de una vez y para siempre voy a olvidar lo que me hiciste tú. Así son las cosas del amor, mientras mal uno se porta mejor es cuando viene lo peor, por eso me voy pa’ acabar.
Hoy quiero hacer, lo que no hacía hace tiempo, volver a tener excitantes momentos, olvidarme de esto, sanarme de esto. Hoy voy a ser una anónima alcohólica, aunque beber no sea lo lógico. ¿Pero quién manda en el corazón? No es fácil salir de una depresión. Mozo búscame la botella completa, que pal dolor hay una formula secreta. La espuma, el alcohol y una discoteca, esa es la receta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario