Boca; tejidos atrevidos como un libro de aventuras, que ha puesto ante mi boca tanta locura. Tu boca loca, penetra por mi boca, y llega a ser más que mi vida, que ha dejado mi boca tan derretida. ¡Hay, qué boca que me sofoca! Yo no puedo pasarme un día sin ver tu boca, sin que algo conspire en mi contra y me hable de tu boca, de tu boca. He intentado ganarle al tiempo una batalla, pero tu boca prepara una emboscada y se me encarna en la mirada, tan carnosa, tan sobrada. Esa boca, esa boca me tiene hasta el cuello, esa boca me dice mi cielo me hace bailar, me hace la boca un mar, esa boca tan boca, esa loca. Esa boca me induce en su magia, esa boca me baña en su savia, y no hay en mi boca otra boca tan boca, tan loca, tan ella, tan toda, no hay.

No hay comentarios:

Publicar un comentario